martes, 14 de septiembre de 2010

Intentando articular

Resulta que ahora las palabras son inútiles. Que todavía no he dado con la fórmula para enlazar fonemas y que acaben teniendo sentido alguno. Que intento expresar cosas y no encuentro la manera de transmitir lo que siento. Me han dicho que si junto una "t" con una "e" y luego digo "quiero", conseguiré articular palabras con el sentido que busco. Ya lo he probado, muchas veces, en muchos contextos, pero ahora no me parece suficiente. Necesito algo nuevo, algo que sea merecedor de poseer tan importante significado. Un vocablo que te cuente lo que sucede debajo de mi piel cuando me pones los pelos de punta, lo que pienso cuando estás a mi lado y los mil matices que serían IMPOSIBLES empezar a enumerar porque la lista sería infinita. Una locución que hable en tiempo, género y número correcto de como yo soy tú y tú eres yo. Así de simple. Dos reflejos, dos espejos. Creo que no existe tal palabra. Necesitaríamos un diccionario tan nuevo como es esto. Tan nuevo como eres tú y tan nueva como soy yo contigo. A mí, que me has conocido con solo un año de vida y diecinueve de gestación.
No intento impresionar, ni siquiera quiero convencer. Es más, ahora que lo pienso, por qué hablar...por qué escribir... mírame a los ojos cuando hablo de ti. Es el diccionario de sentimientos más amplio que te puedo mostrar. Es un brillo de pupilas obvio. Y que el tiempo diga lo que ahora yo no te sé decir...
El tiempo es quién lo va a enseñar todo.

2 comentarios:

  1. "Y que el tiempo diga lo que ahora yo no te sé decir..."
    "Quiero ya todo eso que te ofrecen 80 años, quiero ser más antiguo que el tiempo y saber, de primera mano, si sabiéndose invulnerable al paso de los días, estas cosas que nos ocurren saben menos especiales..."

    Curioso, no?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.